Guacamayos

¿Que es un Guacamayo?

De los muchos géneros diferentes de Psittacidae (loros verdaderos), seis son clasificados como guacamayos: Ara, Anodorhynchus, Cyanopsitta, Primolius, Orthopsittaca y Diopsittaca. Anteriormente, los miembros del género Primolius fueron colocados en Propyrrhura, pero el primero es correcto de acuerdo con las reglas del ICZN. Los guacamayos son nativos de Centroamérica y Norteamérica (sólo México), Sudamérica y antes el Caribe. La mayoría de las especies están asociadas con los bosques, especialmente los bosques lluviosos, pero otras prefieren bosques o hábitats parecidos a la sabana.

Los picos proporcionalmente más grandes, las colas largas y las áreas relativamente desnudas, de color claro y medial (parche facial) distinguen a los guacamayos de otros loros. Algunas veces el parche facial es más pequeño en algunas especies, y se limita a un parche amarillo alrededor de los ojos y a un segundo parche cerca de la base del pico en los miembros del género Anodorhynchus. El patrón de plumas faciales de un guacamayo es tan único como una huella digital.

Los más grandes son el jacinto, los de Buffon (grande verde) y los de ala verde. Si bien todavía son relativamente grandes, los de género Cyanopsitta, Orthopsittaca y Primolius son significativamente más pequeños que los miembros de Anodorhynchus y Ara. El miembro más pequeño de la familia, el de hombros rojos, no es más grande que algunos pericos del género Aratinga.

Los guacamayos, al igual que otros loros, tucanes y pájaros carpinteros, son zigodáctilo, teniendo sus dedos primero y cuarto apuntando hacia atrás.

Información general

La situación de todas las especies de guacamayos en el medio silvestre es preocupante. A principios del siglo XX se exportaron grandes cantidades a los Estados Unidos y Europa. La mayoría de éstos se encuentran actualmente en peligro de extinción; varios de ellos se encuentran en peligro de extinción muy grave o grave, otros están amenazados de extinción y cinco o más especies ya están extinguidas, debido principalmente al rápido ritmo de deforestación, caza y captura ilegal para el comercio de mascotas.

Por lo tanto, todos los guacamayos están incluidos en la Lista Roja de Especies Amenazadas de la IUNC y son sujetos de conservación; y la importación de aves está ahora muy restringida. Sin embargo, las aves exóticas en peligro de extinción siguen siendo el blanco de los cazadores furtivos para el comercio ilegal de aves exóticas, ya que los coleccionistas están dispuestos a pagar muchos miles de dólares por una de estas “aves trofeo”. Miles de aves en peligro de extinción resultan heridas o muertas, ya sea cuando intentan proteger a sus crías que los cazadores furtivos se llevan de sus nidos, o cuando son capturados, o cuando mueren en tránsito, ya que están hacinados en espacios estrechos diseñados para ocultarlos a las autoridades.

Afortunadamente, muchas especies están prosperando en cautiverio y su descendencia criada en cautividad está fácilmente disponible – haciendo que esas especies de loros sean menos atractivas para los coleccionistas y los cazadores furtivos.

Clases, tipos y especies de Guacamayos

Azules y amarillos o dorados

Los guacamayos azules y amarillos (Ara ararauna), también conocidos como azules y dorados, se encuentran en los bosques pantanosos de la América del Sur tropical. Una variante más grande de Bolivia es comúnmente conocida como el Azul y Oro Boliviano.

A veces se incluyen en un grupo comúnmente denominado “Guacamayos azules”, que comprende a los glaucos (Anodorhynchus glaucus), Lear (Anodorhynchus leari), Spix (Cyanopsitta spixii) y de Hyacinth (Anodorhynchus. hyacinthinus).

Éstos son de las especies más comúnmente mantenidas en los Estados Unidos. Son bastante fáciles de obtener, ya que se reproducen bien en cautividad y, por lo tanto, son uno de los tipos menos costosos.

Su popularidad en el comercio de mascotas también ha tenido tristes consecuencias. Se han extinguido en varias zonas debido principalmente al hecho de que los pollos han sido retirados de sus hábitats naturales, con frecuencia resultando en la muerte de sus padres al intentar protegerlos.

guacamayos-azul-amarillos-dorados
guacamayos-azul-amarillos-dorados

Coulon o Cabeza Azul

Los guacamayos de cabeza azul o de Coulon (Primolius couloni antes Propyrrhura / Ara couloni) son una especie rara de Sudamérica que están estrechamente relacionados con los de cuello amarillo (Primolius auricollis) y los de Illiger (Primolius maracana).

Esta especie fue nombrada así por su llamativa cabeza azul en un cuerpo verde.

Hasta hace poco, estos loros eran considerados bastante comunes en el medio silvestre; sin embargo, ahora son considerados en peligro de extinción con una población en declive en el medio silvestre que se estima entre 1.000 – 2.500 aves por BirdLife International y 9.200 hasta 46.000 individuos maduros por Tobias and Brightsmith (2007).

La existencia de estos loros está amenazada por la destrucción del hábitat y la captura para el comercio de aves raras. Desafortunadamente, estos loros son un producto valioso por el que los coleccionistas pagan miles de dólares.

Son endémicos al suroeste de la Amazonía y las colinas adyacentes al este de los Andes.

Específicamente se encuentran en el este del Perú, al norte del valle de Huallaga (norte del Perú, al sur de Tarapoto), y al este del extremo oeste de Brasil (sólo en el estado de Acre); y al sur del Apurímac, en el sur-centro-sur del Perú y al este del extremo oeste y norte de Bolivia (principalmente en el departamento de Pando), donde son comunes sólo en localidades. Se encuentran más fácilmente en las estribaciones del Cusco en Perú.

Estas aves habitan los bordes de los bosques húmedos de las tierras bajas a lo largo de los ríos, así como las áreas asentadas y despejadas, y los pantanos -en elevaciones de 150 metros a 1.550 metros.

Durante la época de cría, estos guacamayos son vistos generalmente en parejas y cuando no se reproducen, son vistos típicamente en pequeños grupos familiares de hasta 4 aves, con registros ocasionales de hasta 60 aves en las áreas preferidas de alimentación.

guacamayos-de-cabeza-azul
guacamayos-de-cabeza-azul

Garganta azul

Los guacamayos de garganta azul (Ara glaucogularis; anteriormente Ara caninde) -también conocidos como Wagler o Caninde- son una especie sudamericana extremadamente rara.

Se estima que sólo entre 50 y 249 de estos magníficos loros permanecen en estado silvestre. Las principales causas de su disminución son:

  • Destrucción del hábitat: Dependen en gran medida de la presencia de palmeras Motacú (Attalea phalerata) – árboles de los que dependen en gran medida para su alimentación y nidificación. Estos árboles están beneficiando a los lugareños que los utilizan como material de construcción, alimento y medicina, así como cosméticos y aceite comestible. Desafortunadamente, estos valiosos árboles están siendo quemados y destruidos para apoyar la agricultura y el pastoreo.
  • Captura de estas aves valiosas para el comercio de mascotas.

Estas aves ahora están catalogadas como en peligro crítico por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN).

Se están aplicando varios planes de conservación. Afortunadamente, esta especie es relativamente fácil de reproducir en cautiverio. Sin embargo, siguen siendo raros y caros de adquirir. En los Estados Unidos, hay una gran demanda de estos loros y pueden costar más de 2.000 dólares. Las aves cautivas son apreciadas por su inteligencia, juguetón y naturaleza inquisitiva; y su habilidad para imitar las vocalizaciones humanas. Pueden vivir 80 años o más.

guacamayos-de-garganta-azul
guacamayos-de-garganta-azul

Buffon alias Guacamayos grandes o verdes

Los Guacamayos Verdes son también conocidos como Buffon o Militares.

Como sugiere su nombre común, estos guacamayos grandes son predominantemente verdes – sin embargo, con algunos destellos de plumaje muy atractivos y brillantes. Anteriormente fueron tratadas como subespecie (Ara militar ambigua) de los guacamayos militares más pequeños (Ara militaris) basados en la hibridación de estas dos especies en áreas donde sus áreas de distribución se solapan y sus similitudes físicas. Sin embargo, estas especies ya han sido separadas.

Anteriormente, esta especie estaba ampliamente extendida en Centro y Norte de Sudamérica, pero la deforestación y la destrucción de su hábitat natural han afectado a esta especie.

Se han observado disminuciones considerables en su número después de que grandes áreas de bosques primarios fueron arrasadas para dejar espacio a las plantaciones de banano. Esta especie es altamente dependiente del almendro de montaña (Dipteryx panamensis) tanto para la nidificación como para su alimentación. Hay un par de factores que causaron disminuciones severas en el número de estos árboles. Hay una gran demanda en la industria de la construcción ya que se ha descubierto que la madera de este árbol es muy dura (una de las más densas del mundo) y es resistente al agua salada y, a diferencia de otras maderas, no se pudre al exponerse al agua salada. La madera también se utilizó para construir muebles lujosos. Más del 70% (en algunas áreas el 90% o más) de su hábitat original ha sido destruido y éstos son ahora tratados como en peligro de extinción a nivel mundial.

A veces se ven aves en cautiverio, pero muy raramente se las ve como mascotas, aunque se dice que son más tranquilos que muchos de los guacamayos más conocidas y comunes. Gracias a su plumaje en su mayoría verde, nunca han sido buscados como mascotas y, por lo tanto, no fueron fuertemente cazados furtivamente. Desafortunadamente, esto ha cambiado cuando esta especie se volvió muy rara y en peligro de extinción y alcanzó su máximo interés entre los coleccionistas, quienes estaban dispuestos a pagar miles de dólares por una de estas aves. Se han puesto en marcha medidas de conservación y jurídicas para proteger estas gemas, pero queda mucho por hacer para garantizar su supervivencia a largo plazo.

Su esperanza de vida es de unos 60 años.

guacamayos-de-buffon-grandes-verdes
guacamayos-de-buffon-grandes-verdes

Cubano o rojo cubano

El guacamayo rojo cubano, Ara tricolor, es un loro extinto que anteriormente se encontraba en Cuba y la Isla de la Juventud. Su extinción fue causada por la deforestación, la caza de alimentos y el comercio de mascotas.

Era bastante común alrededor de 1800.

Una pareja fue guardada en la colección real del castillo de Schönbrunn, Viena, desde 1760.

Era una especie bastante pequeña de guacamayo araña, midiendo 45 – 50 cm.

guacamayo-rojo-cubano
guacamayo-rojo-cubano

Verde y Amarillo Dominicano o de Atwood

Los extintos guacamayos dominicanos (Ara atwoodi) -también conocidos como guacamayos verdes y amarillos dominicanos o guacamayos de Atwood- eran endémicos de la nación isleña de Dominica en la región de las Antillas Menores del Mar Caribe.

Estos guacamayos sólo se conocen a través de los escritos del zoólogo Thomas Atwood en 1791, quien describió a esta especie de guacamayo como poseedora de un plumaje mayormente verde y amarillo y “una sustancia carnosa de color escarlata desde las orejas hasta la raíz del pico”. Sus registros también indicaron que este guacamayo era más grande que las otras dos especies locales de loros, a saber, la Amazonía Dominicana de Cara Azul (Amazona arausica) y la Amazonía Imperial (Amazona imperialis).

Se cree que los guacamayos dominicanos se extinguieron a finales del siglo XVIII o principios del XIX y como las causas probables de su muerte, Atwoods, catalogado como caza de comida y captura de mascotas.

Puesto que este guacamayo sólo se conoce por las notas de Atwood – no se sabe que haya pieles, huesos o restos arqueológicos – esta especie se considera una especie de loro extinta hipotética.

Guacamayo-Verde-Amarillo-Dominicano-Guacamayo-de-Atwood
Guacamayo-Verde-Amarillo-Dominicano-Guacamayo-de-Atwood

Glaucos

Los Guacamayos Glaucos (Anodorhynchus glaucus) son loros grandes de América del Sur que generalmente se consideran extinguidos o al borde de la extinción, ya que los últimos avistamientos confiables datan de 1960. Sin embargo, debido a los persistentes rumores de avistamientos, esta especie está actualmente catalogada como en peligro crítico de extinción en lugar de ser declarada oficialmente “extinta”.

Los glaucos pertenecen a un grupo que se conoce comúnmente como los “guacamayos azules”, que incluye los Lear (Anodorhynchus leari), los Spix (Cyanopsitta spixii) y el jacinto (Anodorhynchus. hyacinthinus).

Todos los miembros de este grupo están extinguidos o en riesgo de extinguirse, los miembros de este grupo fueron históricamente confundidos con frecuencia. Aunque las aves vivas pueden ser identificadas fácilmente por aquellos con conocimientos básicos de la especie; la identificación resultó ser mucho más difícil cuando se trabaja con especímenes enfermos o sólo sus pieles.

Guacamayo-glaucos
Guacamayo-glaucos

Verdes y Amarillos de Jamaica

Los extintos guacamayos verdes y amarillos de Jamaica (Ara erythrocephala) – antiguamente vivían en las montañas (presumiblemente bosques) de las parroquias de Trelawny y St Anne en la isla de Jamaica en el Mar Caribe. Se cree que estos guacamayos fueron cazados hasta la extinción a principios del siglo XIX, probablemente debido a la caza (BirdLife International 2004).

Esta especie fue descrita por Gosse en 1847 basándose en un pájaro “adquirido por el Sr. White, propietario del Oxford Estate” (Rothschild 1905).

La cabeza estaba bien y el cuerpo verde. La cola de punta azul era roja en el centro y verde en la parte superior. La mitad inferior de las alas era azul. Tanto la cola como las alas estaban debajo de color naranja-amarillo. (Rothschild, 1905; Salvadori, 1906a; Greenway, 1958).

Eran parientes cercanos de los cubanos (Ara tricolor) y los dominicanos (Ara atwoodi).

Dado que éste sólo se conoce por las notas de Gosse – no se sabe que haya pieles, huesos o restos arqueológicos – esta especie se considera una especie de loro extinta hipotética.

 

Guacamayo-verde-amarillo
Guacamayo-verde-amarillo

Ala verde o rojo y verde

Los guacamayos de ala verde o rojo y verde (Ara chloroptera) son los más comunes de los guacamayos grandes y están muy extendidos en los bosques de América del Sur.

Sin embargo, en los últimos años su número ha disminuido debido a la destrucción de su hábitat, la captura ilegal para el comercio de mascotas y la caza; y estas magníficas aves se consideran ahora en peligro de extinción (CITES II).

Son los segundos miembros más grandes de la familia de los guacamayos, siendo los jacintos los más grandes.

Tienen picos muy poderosos que pueden generar una presión de 500 a más de 2,000 psi (libras por pulgada cuadrada). Los humanos, por ejemplo, promedian una fuerza de mordedura de alrededor de 150 psi.

Éstos son capaces de aplastar o abrir hasta las nueces y semillas más duras.

En vuelo, pueden alcanzar velocidades de hasta 56 km por hora.

Estos loros majestuosos han sido mantenidos en cautiverio desde el siglo XVII. Hoy en día, estos “Gigantes apacibles” – así llamados por su gran tamaño y su disposición suave – están bien establecidos en la avicultura y están disponibles como mascotas.

Son bastante longevas, capaces de vivir 60 años o más.

Guacamayo-de-ala-verde-Ala-verde-guacamayo-rojo-verde
Guacamayo-de-ala-verde-Ala-verde-guacamayo-rojo-verde

Paleta Roja o Hahn’ s (mini)

Los guacamayos de Hahn o de hombro rojo (Diopsittaca nobilis nobils) son los más pequeños disponibles en el comercio de mascotas y bastante populares debido a su tamaño compacto (sólo un poco más grande que un cockatiel) y excelente discurso mimetismo.

Éstos son comúnmente mantenidos como mascotas, pero su número ha estado cayendo en la naturaleza debido a la destrucción del hábitat y la captura de estas aves populares para el mercado de mascotas.

Todavía no se consideran especies en peligro de extinción, pero están incluidas en el Apéndice II de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas. Este estatus limita en gran medida la capacidad de capturar o vender aves silvestres.

Pueden vivir hasta 25 años.

Guacamayos-de-Hahns-Noble-o-de-Paleta-Roja
Guacamayos-de-Hahns-Noble-o-de-Paleta-Roja

Jacinto

Los Guacamayos del Jacinto (Anodorhynchus hyacinthinus) tienen la distinción de tener el vuelo más largo.

Pertenecen a un grupo que comúnmente se conoce como “Glaucos (Anodorhynchus glaucus)”,

Se estima que la población de jacinto en estado silvestre está compuesta por sólo unos cinco mil individuos. Son comunes sólo en unas pocas áreas localizadas con hábitat original y, excepto en estas pocas áreas, han desaparecido de la mayor parte de su área de distribución anterior. Su disminución se ha atribuido a la destrucción del hábitat, la captura, el comercio y la caza. Se supone que varios miles de ellos existen en cautiverio.

La popularidad de los jacintos como mascotas ha tenido un gran impacto en su población silvestre. Actualmente se están realizando esfuerzos para proteger las poblaciones restantes en su hábitat natural. Se debe hacer todo lo posible para colocar a las aves en cautiverio en un programa de cría bien manejado, ya que el éxito dictará si podremos o no ser capaces de disfrutar de este loro en el futuro.

Guacamayos-del-jacinto
Guacamayos-del-jacinto

Alas azules (Illigers)

Los guacamayos azules (Primolius maracana) – en cautiverio, más conocidos como Illiger – son miembros de la familia de los mini guacamayos.

Son originarios de América del Sur central y oriental.

Los Illigers están estrechamente relacionados con los Mini guacamayos de cuello amarillo (Primolius auricollis) y los de cabeza azul (Primolius couloni), y algunos los consideran específicos de cada especie (una y la misma especie) con estos últimos.

Estos loros están en peligro de extinción en el medio silvestre, ya que su hábitat es destruido por la deforestación. Para preservar esta especie para las generaciones futuras, se debe hacer todo lo posible para colocar a cualquier Iligador capturado en la selva en programas de crianza bien administrados que les permitan contribuir al fondo genético de las poblaciones cautivas.

Guacamayos-alas-azules-Illigers
Guacamayos-alas-azules-Illigers

Azules o indigos

El Lear’s o Guacamayo Índigo (Anodorhynchus leari) es uno de los loros más raros del mundo. Este endémico brasileño se encuentra sólo en unas pocas áreas de su hábitat original que actualmente están protegidas. Esta especie ha desaparecido de la mayor parte de su área de distribución anterior debido principalmente a la captura para el comercio y la caza. Se estima que menos de 1.000 de estas aves todavía existen.

Este gran loro fue bautizado con el nombre del poeta, autor y artista Edward Lear, quien publicó muchos dibujos y pinturas de loros vivos en zoológicos y colecciones.

Aunque esta ave fue expuesta por primera vez en un zoológico brasileño en 1950, se la consideraba un híbrido en ese momento, probablemente derivado del Hyacinth muy similar. Sin embargo, debido a las ligeras diferencias en el plumaje, esta idea fue finalmente abandonada. En 1978, este loro fue reconocido oficialmente como especie propia después de que el ornitólogo Helmut Sick descubriera las primeras poblaciones silvestres durante su exposición en Bahía, en el interior del noreste de Brasil.

Los guacamayos de Lear pertenecen a un grupo que comúnmente se conoce como los “guacamayos azules”, que incluye a los guacamayos glaucos (Anodorhynchus glaucus), los guacamayos de Spix (Cyanopsitta spixii) y los jacintos (Anodorhynchus. hyacinthinus). Todos los miembros de este grupo están extinguidos o corren el riesgo de extinguirse.

Guacamayos-azules-o-indigos
Guacamayos-azules-o-indigos

Vientre rojo

Los guacamayos de vientre rojo (Orthopsittaca manilata) son pequeños guacamayos verdes que se encuentran en la cuenca amazónica de la región tropical de América del Sur, donde tienen una amplia gama.

Aunque son localmente comunes, su número ha ido disminuyendo en áreas donde sus árboles de alimentación y nidificación preferidos han sido removidos para hacer lugar para la ganadería, o para su uso como postes.

Además, estos loros son populares como mascotas y a menudo se capturan para el comercio de mascotas. Sin embargo, aunque estos loros son relativamente fáciles de capturar, no son fáciles de mantener en cautiverio, debido principalmente a su dieta muy especializada. Los éxitos reproductores en cautiverio son también muy raros, probablemente por la misma razón.

Estas aves fueron clasificadas como en peligro de extinción en 2007 por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN); sin embargo, a partir de 2009, esta especie ha sido clasificada como de “Preocupación Menor”, principalmente porque parecen ser más comunes en el medio silvestre de lo que se suponía anteriormente. Sin embargo, debido a sus requerimientos de hábitat muy especializados y al riesgo de que continúen cosechando sus palmeras favoritas y destruyendo su hábitat, estas aves siguen en peligro de extinción.

Guacamayos-de-vientre-rojo
Guacamayos-de-vientre-rojo

Cara roja

Los guacamayos de frente rojo (Ara rubrogenys) -también conocidos como guacamayos de Lafresnaye o guacamayos de mejilla roja- son guacamayos de tamaño mediano, altamente amenazados de extinción que se encuentran en Sudamérica. Menos de mil de ellos todavía existen en estado silvestre (algunos cálculos indican que sólo hay 150 aves sobrevivientes).

Dentro de su rango natural, sus números han sido diezmados por:

  • Pérdida de hábitat debido a la conversión de su hábitat en agricultura y a la intensificación del pastoreo;
  • La cosecha de importantes árboles de alimentos para combustible y carbón vegetal obliga a estos loros a buscar forraje en los cultivos agrícolas, lo que lleva a la persecución de los agricultores;
  • La ingestión de plaguicidas aplicados a los cultivos;
  • Atrapamiento ilegal para el mercado de mascotas.

Sin embargo, han estado bastante bien en cautiverio y se están reproduciendo con éxito. Aunque no se pueden considerar “comunes”, las aves domésticas se pueden encontrar.

En estado silvestre, estos loros son generalmente sociales y siempre se encuentran en grupos, excepto durante la época de cría, cuando las parejas se separan de los rebaños.

Fuera de la temporada de cría, se observan habitualmente en pequeñas manadas de 3 a 5 individuos; o incluso hasta 30 cuando se alimentan o se posan.

Las aves que se posan a menudo se ven en interacciones lúdicas, como picotearse unas a otras, luchar con el pico y vallar, alternar sacudidas del cuerpo mientras están sobre las ramas, y arrojar objetos unas a otras. Estos poderosos volantes pueden alcanzar velocidades de hasta 64 km/hora.

Su esperanza de vida oscila entre 25 y 50 años.

Guacamayos-de-cara-roja
Guacamayos-de-cara-roja

Escarlata

Los extensos y coloridos guacamayos escarlata (Ara macao) – también conocidos como guacamayos rojos-y amarillos, de pecho rojo o rojos-amarillos y azules – son endémicos de las selvas tropicales de América Central y del Sur.

Generalmente se observan volando en parejas o en grupos familiares. Ocasionalmente, grupos más grandes se alimentan en el dosel u otros sitios de alimentación preferidos.

Tienen picos muy poderosos que pueden generar una presión de 500 a más de 2,000 psi (libras por pulgada cuadrada). Los humanos, por ejemplo, promedian una fuerza de mordedura de alrededor de 150 psi. Estas poderosas aves son capaces de aplastar o abrir hasta las nueces y semillas más duras.

En vuelo, estas aves pueden alcanzar velocidades de hasta 56 km por hora.

Estas aves se encuentran en la lista de especies en peligro de extinción debido a la pérdida de su hábitat natural causada por la deforestación, así como por la captura ilegal de pollos y adultos para el comercio internacional de mascotas. Los lugareños también los cazan por su carne y plumas decorativas.

Guacamayos-escarlata-alias-Guacamayos-rojos-amarillos
Guacamayos-escarlata-alias-Guacamayos-rojos-amarillos

Cara castaña o severa

Los guacamayos de cara de castaña o guacamayos severos (Ara severa) son grandes guacamayos mini que tienen una amplia gama en el sur de América Central y sobre una gran área en el norte de América del Sur.

Las poblaciones que ocurren en Brasil se denominan a menudo Guacamayos Verdes Brasileños.

Sus nombres comunes ingleses se refieren a las plumas de color castaño en sus frentes y el nombre “Severo” se deriva de su reputación de ser agresivo cuando llegan a la edad adulta – un nombre que algunos sienten que no se lo merecen.

Su vida útil está entre 25 y 80 años, pero yo diría que el extremo inferior es más realista. La vida útil más larga que algunos recursos de la lista es más aplicable a los loros más grandes que los guacamayos mini. Los guacamayos mini alcanzan la madurez reproductiva cuando tienen entre 3 y 4 años de edad.

Guacamayos-de-cara-castaña-severa
Guacamayos-de-cara-castaña-severa

Spix

El guacamayo de Spix (Cyanopsitta spixii) -también conocido como el guacamayo azul- es, con mucho, el guacamayo más raro del mundo y no se conocen ejemplares silvestres que permanezcan en el planeta (UICN, 2004).

El guacamayo Spix pertenece a un grupo que se conoce comúnmente como “Guacamayos Azules”, que incluye a los guacamayos glaucos (Anodorhynchus glaucus), guacamayos de Lear (Anodorhynchus leari) y el jacinto (Anodorhynchus. hyacinthinus). Todos los miembros de este grupo están extinguidos o corren el riesgo de extinguirse.

Los miembros de este grupo fueron históricamente frecuentemente confundidos entre sí. A pesar de que las aves vivas pueden ser identificadas fácilmente por aquellos con conocimientos básicos de la especie, la identificación resultó ser mucho más difícil cuando se trabaja con especímenes enfermos o sólo sus pieles. Por ejemplo, el primer ave encontrada por von Spix fue mal identificado como un jacinto – sólo dos años más tarde, se notó que se trataba de una especie nueva, y se le puso el nombre de la persona que la descubrió (von Spix).

Guacamayos-Spix
Guacamayos-Spix

Cuello amarillo, Goldnackenara

Los guacamayos de cuello dorado o de cuello amarillo (Primolius auricollis, anteriormente Propyrrhura auricollis) son pequeñas aves sudamericanas que forman parte de la familia de los mini-guacamayos.

También se les conoce como guacamayos de Cassin, dorados o de rapiña amarilla.

Su nombre común se deriva de su característica física más notable – un collar amarillo que se extiende alrededor de la parte posterior del cuello.

Están estrechamente relacionados con los de cabeza azul (Primolius couloni) y los de Illiger (Primolius maracana).

Mini-guacamayos-de-cuello-amarillo-Goldnackenara
Mini-guacamayos-de-cuello-amarillo-Goldnackenara

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.